Ocho años de cárcel por violar a su mujer mientras le golpeaba con un cazo de cocina

Le rompió la nariz y le causó múltiples contusiones y hematomas. La pareja vivía en Alcañiz (Teruel)

17 enero 2020 |

Un hombre de 59 años, vecino de Alcañiz (Teruel), ha sido condenado a ocho años y medio de prisión por haber agredido a su compañera sentimental y haberla forzado a mantener relaciones sexuales mientras la golpeaba con un cazo de cocina. Por estos hechos, la Audiencia de Teruel ha considerado al acusado culpable de los delitos de agresión sexual, lesiones y amenazas. La condena ha sido sustancialmente menor que la solicitada por la Fiscalía y por la víctima: ambas coincidieron en reclamar un total de 19 años de cárcel para el acusado.

Los hechos se produjeron el 9 de enero de 2019, en el domicilio del acusado, en Alcañiz. Allí se encontraba con su pareja sentimental cuando se desató una discusión. Según relata la sentencia, él reprendió a la mujer por su adicción a las máquinas tragaperras.

La discusión derivó en «un grave altercado entre ambos». Y acabó en amenazas y agresión. Según el relato de hechos probados que recoge la sentencia, el hombre estaba preparando la cena en ese momento y aprovechó el cuchillo que llevaba en la mano para atemorizar a la mujer, a la que llegó a colocárselo en el cuello.

Poco después soltó el cuchillo y cogió un cazo de cocina con el que «propinó a su compañera sentimental múltiples golpes». También le propinó patadas y puñetazos, incluso cuando la mujer cayó al suelo, y en esa tesitura le exigió mantener relaciones sexuales.

La mujer, «abrumada por la situación», accedió a subir a la habitación junto con el procesado», que no soltó en ningún momento el cazo de cocina y siguió golpeando a su pareja «ocasionalmente» durante el coito. «En el curso del acto, el acusado golpeó ocasionalmente a su compañera utilizando el cazo de cocina que había subido a la habitación», describe la sentencia, que relata también cómo «cuando el procesado eyaculó, la señora se vistió y se marchó del lugar».

Lesiones y atención en urgencias
El tribunal detalla también pormenorizadamente las múltiples lesiones que presentaba la mujer por todo su cuerpo. Entre ellas una fractura de huesos propios de la nariz, hematomas en la mandíbula, en los muslos y en una de sus rodillas, y varias erosiones en el rostro.

A primera hora de la tarde del día siguiente, la mujer acudió al servicio de urgencias del Hospital de Alcañiz, y posteriormente interpuso denuncia ante la Guardia Civil.

El acusado se declaró inocente durante el juicio y sostuvo que las relaciones sexuales fueron consentidas. Y, respecto a los delitos de amenazas y lesiones, alegó que cuando se produjeron los hechos pudo estar bajo los efectos del alcohol y las drogas –tanto el acusado como la víctima reconocieron haber bebido vino y fumado algún porro-.

El tribunal, sin embargo, ha concluido que el acusado no tenía mermadas sus capacidades mentales y su voluntad, que era consciente de sus actos. Además, la sentencia considera también increíble que la mujer accediera libremente a mantener relaciones sexuales tras la agresión que acababa de sufrir. «Resulta irrazonable -dice el tribunal- pensar que la víctima, después de haber recibido golpes en distintas partes del cuerpo, que le llegaron a fracturar los huesos propios de la nariz, pasase sin solución de continuidad a prestar su consentimiento a una relación sexual con su agresor».

La Audiencia de Teruel ha acabado condenado a este hombre a seis años de cárcel por el delito de agresión sexual, a dos por el de lesiones y a seis meses por el de amenazas. Se le prohíbe aproximarse a comunicarse con la víctima ni a acercarse a menos de 200 metros de ella durante 16 años y medio. Y se le condena también a indemnizar a la mujer con 6.000 euros, además de abonar a la Sanidad pública los 530 euros que costó la asistencia médica que le prestó a la víctima.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

Incorrecto intentelo de nuevo
NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.letrasfinas.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.letrasfinas.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.