Detenido en Argentina un hombre por asesinar a su mujer en Castellón

Sobre el exlegionario pesaba una orden internacional de arresto desde septiembre

28 noviembre 2018 |

Eva Bou tenía 35 años. Su cuerpo sin vida fue localizado en su casa de Borriol, una población de poco más de 5.000 habitantes de Castellón, el pasado 7 de septiembre. Llevaba varios días muerta. La autopsia reveló que fue golpeada y apuñalada, presuntamente por su pareja, José Luis Gallego, un exlegionario de 40 años con antecedentes por maltrato de una relación anterior. Sobre él pesaba una orden internacional de detención dictada por el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Castellón. Tras más de dos meses de búsqueda, ha sido localizado y detenido en Argentina como “supuesto autor de la muerte por violencia de género” de Eva Bou, según ha confirmado la Guardia Civil.

El arresto se ha producido este sábado en Posadas, la capital de la provincia argentina de Misiones. Hasta allí se habían desplazado agentes encargados del caso para colaborar con las autoridades del país. En el marco de las investigaciones realizadas por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Castellón se tuvo conocimiento de la marcha del hombre a Argentina para eludir la acción de la justicia española, concretamente a la provincia de Misiones, donde se estableció un amplio dispositivo a cargo de la Policía Federal Argentina que dio como resultado la detención.

En el arresto del presunto homicida “han sido determinantes las investigaciones llevadas a cabo por la Guardia Civil, con el apoyo de autoridades locales y de Interpol, en el marco de la colaboración policial internacional, lo que ha supuesto la rápida resolución del caso”, ha indicado el cuerpo de seguridad español.

Eva Bou, madre de un niño de 15 años, fue asesinada en la casa que compartía con su compañero sentimental y presunto autor del crimen. Sus familiares dieron la voz de alarma tras varios días sin tener noticias suyas. Contra José Luis no constaban denuncias por violencia de género por parte de la víctima —aunque según su círculo más próximo el ahora detenido “pegaba continuamente”—, pero sí tenía antecedentes por malos tratos a una pareja anterior, según confirmó la Delegación del Gobierno de la Comunidad Valenciana.

12 MESES TRÁGICOS PARA CASTELLÓN
Seis crímenes relacionados con la violencia machista han sacudido la provincia de Castellón en el último año.

Noviembre de 2017: Se llamaba Katharina, tenía 35 años y fue asesinada en Vinaròs (Castellón) de un disparo de escopeta por su expareja, un hombre de unos 40 años, que tras cometer el crimen se suicidó. Viajó expresamente a la localidad castellonense desde Alemania, país de origen de ambos, para acabar con la vida de su expareja. No constaban denuncias previas por malos tratos ni procesos judiciales.

Diciembre de 2017: Andrea Carballo, vecina de Vila-real, acababa de cumplir 20 años. La víspera de Nochebuena su expareja, Víctor Llorens, la forzó a entrar en su coche mientras ella esperaba en la calle a su compañera para dirigirse al almacén de naranja donde trabajaba. Minutos después estrellaba mortalmente el vehículo contra una gasolinera en la localidad de Benicàssim. Diez días antes Andrea había denunciado a su expareja por un intento de atropello. El Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Vila-real dictó una orden de alejamiento. La policía valoró el caso como de riesgo medio y se le asignó vigilancia policial “ocasional y aleatoria”. “Siempre dijo que sería una víctima más”, relataron sus familiares.

Marzo de 2018: Un hombre de 70 años moría apuñalado en su vivienda de la Marjalería (Castellón) a manos de la expareja sentimental de su hija. El presunto asesino, Antonio T. G., de 46 años, tenía otra causa abierta en el juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de la capital de La Plana por la denuncia de malos tratos presentada por su expareja días antes. La situación de la mujer había sido calificada de “riesgo alto”, de ahí que permaneciera refugiada en un centro de acogida desde el mismo día en que presentó la denuncia. El anciano fallecido trataba de defender a su nieta —e hija de la víctima de violencia de género— de la expareja de su madre.

Septiembre de 2018: Eva, 35 años, asesinada presuntamente en su domicilio de Borriol por su pareja, detenida este sábado en Argentina tras dos meses de búsqueda internacional.

Septiembre de 2018: Nerea y Martina, de seis y tres años, asesinadas por su padre en Castellón. Itziar Prats, la madre de las pequeñas, había denunciado y solicitadas medidas de protección frente a su expareja y padre de las menores, Ricardo C. G., de 48 años —de quien estaba en proceso de divorcio— que no le fueron concedidas. El hombre le amenazaba con matar a las niñas desde junio del año pasado.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

Incorrecto intentelo de nuevo
NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.letrasfinas.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.letrasfinas.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.