Centros comerciales y aeropuertos deberán contar con cuartos de lactancia materna

La propuesta también busca instaurar oficialmente la Semana de Lactancia Materna desde el 1 al 7 de agosto de cada año con actividades de promoción en entidades públicas y privadas del todo el país.

23 enero 2020 |

Las universidades, centros comerciales y aeropuertos deberán contar con espacios debidamente habilitados e identificados para la extracción y conservación de leche materna.

Al menos eso contempla el proyecto de ley 62, que fue aprobado anoche en segundo debate por el pleno de la Asamblea Nacional, en el que se busca ampliar los lugares en lo que se deben crear cuartos de lactancia materna. 

La iniciativa, que fue presentada por la diputada Yesenia Rodríguez, también busca instaurar oficialmente la Semana de Lactancia Materna desde el 1 al 7 de agosto de cada año con actividades de promoción en entidades públicas y privadas del todo el país.

La promoción incluye la incorporación en planes y programas educativos de contenidos sobre los principios y beneficios de la lactancia materna.

De llegarse a aprobar dicha norma se modificaría la Ley 50 de 23 de noviembre de 1995 que empezó a regular el tema de los cuartos de lactancia materias y que fue reglamentado posteriormente por el Decreto Ejecutivo No. 1457 de 30 de octubre de 2012.

Panamá está obligado a realizar este tipo de legislación tras la aprobación de la Ley 15 de 6 de noviembre de 1990, por la cual se aprueba la convención sobre los Derechos del Niño, aprobado por la Asamblea General de la Naciones Unidas, el 20 de noviembre de 1989, establece que los Estados Partes, los sectores de la sociedad, y en particular los padres y los niños, deben conocer los principios básicos de la salud y nutrición, ventajas de la lactancia materna, la higiene y el saneamiento ambiental.

De acuerdo con la proponente, en Panamá se estima que solo el 28.1 % de las mujeres  amamantan a sus hijos de manera exclusiva hasta los primeros seis meses de vida. Esta
información se desprende de la Encuesta Nacional de Salud Sexual y Reproductiva del Ministerio de Salud (2014-2015), lo que evidencia que la cifra del país está por debajo del
promedio mundial que se ubica en un 40%.