El síndrome de ovarios poliquísticos versus el peso ideal

Las mujeres con síndrome de ovarios poliquísticos (SOP) tienen más facilidad para aumentar de peso y se les hace más difícil mantenerlo, por lo que deben seguir una alimentación apropiada a su diagnóstico.

29 mayo 2019 |

El síndrome de ovarios poliquísticos es un desequilibrio de las hormonas sexuales femeninas, que es frecuente en mujeres en edad reproductiva
 

La obesidad está estrechamente ligada con el síndrome y puede empeorar las complicaciones del trastorno, por lo que muchas de estas mujeres llevan durante su vida una lucha con su peso, ya que pueden aumentar con facilidad y luego se les puede hacer difícil bajarlo.

Esto puede conllevar exceso de vello, infertilidad y desarrollo de diabetes, dijo el ginecólogo José Patiño, de Women's Care Clinic, en una pasada entrevista con Panamá América.

"En el síndrome de ovarios poliquísticos se encuentran muchos desórdenes hormonales, entre esos están propensas a desarrollar insulino resistencia que quiere decir que tiene resistencia a la insulina, que es la hormona que hace que la glucosa entre dentro de las células", explica la nutricionista Sara Saldarriaga.

VEA TAMBIÉN: Actor de grandes kilates

Ante esto, las pacientes que tienen este síndrome deben seguir un estilo de vida saludable y una alimentación apropiada a su diagnóstico.

Lo que deben evitar más que nada son los alimentos altos en carbohidratos, sobre todo los carbohidratos simples o los que tienen un índice glucémico más alto, que quiere decir que impacta más el azúcar, señala la experta en nutrición.

Entre los carbohidratos que puede consumir se encuentran aquellos que son altos en fibras y con un índice glucémico más bajo.

En el caso de las frutas, estas se pueden consumir, sin embargo hay unas que tienen más azúcares que otras, por lo que se recomiendan las que tienen menos niveles de fructuosa y son más cítricas: mandarina, kiwi, piña, recalca Saldarriaga.

Antiflamatoria

Es importante también llevar una alimentación antiflamatoria, es decir que evite la inflamación y promueva la desinflamación.

Esto se logra evitando los alimentos altos en grasas hidrogenadas y grasas trans, cuenta. Entre estos las bebidas azucaradas y la comida chatarra.

Vida activa

La nutricionista dice que bajar de peso teniendo este síndrome es un poco más difícil que para una mujer sin este trastorno, pero no es imposible. "No es solo ese factor, es un conjunto de factores que si modificamos el resto de ellos, puede haber un gran avance".

Además, se recomienda tener una vida activa. "También está demostrado que el ejercicio físico regular, por lo menos cuatro días a la semana, ayuda a regular mucho la parte hormonal", añade.

Suplementos

En cuanto al consumo de suplementos nutricionales, Saldarriaga dice que esto va a depender de la opinión de cada ginecólogo, pero que no hay ningún inconveniente en que las pacientes con este síndrome usen omega 3, antioxidantes o vitamina C y E.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

Incorrecto intentelo de nuevo
NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.letrasfinas.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.letrasfinas.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.