Dos empresas van a empezar a ofrecer la posibilidad de cribar embriones según el riesgo genético de sufrir enfermedades

Recuerden el nombre de estas dos empresas (MyOme y Genetic Prediction) porque van a dar que hablar. Desde hace más de 30 años, los especialistas en fecundación in vitro han utilizado distintas técnicas de diagnóstico genético para detectar trastornos hereditarios especialmente graves antes de implantar los embriones en el útero de las madres.

18 noviembre 2018 |

Eso ha alimentado la imaginación de decenas de escritores, guionistas y dibujantes de ciencia ficción durante décadas: ¿Cuánto faltaba para que pudiéramos ir un pasito más allá? ¿Para que pudiéramos eliminar enfermedades como la diabetes, el cáncer o los trastornos cardiovasculares del genoma de un embrión? ¿Para hacernos más altos, más fuertes, más listos... más guapos? Pues bien, el camino hacia ese día empieza en pocos meses.

¿Cribar embriones?

MyOme y Genetic Prediction están preparándose para empezar a ofrecer un servicio singular: secuenciar partes importantes del genoma para cribar los embriones según sus puntuaciones poligénicas de riesgo para una serie de enfermedades que van mucho más allá (diabetes, cáncer de mama, enfermedades autoinmunes, etc.).

MyOme y Genetic Prediction están preparándose para empezar a ofrecer un servicio singular: secuenciar partes importantes del genoma para cribar los embriones según sus puntuaciones poligénicas de riesgo para una serie de enfermedades que van mucho más allá (diabetes, cáncer de mama, enfermedades autoinmunes, etc.).

Además de poder hacerlo, necesitábamos hacerlo a un precio (y una velocidad) asequibles. Ahí la clave ha estado en el desarrollo de diferentes perfiles de riesgo poligénico con los que poder estimar la probabilidad de desarrollar diferentes enfermedades. En definitiva, técnicamente podemos hacerlo y ya se ha vuelto comercialmente viable.

Las puertas de un futuro genéticamente modificado

Las dos empresas se han posicionado en contra de cribar otros rasgos que no estén relacionados con las enfermedades por cuestiones éticas. Pero la realidad es que nada impide que empecemos a maximizar otros rasgos heredables como la altura o la inteligencia.

No nos llevemos a engaño: aún queda mucho para poder ‘diseñar un bebé a la carta’. Sin embargo, entre la "selección natural" y el "diseño total" hay una enorme cantidad de posibilidades que empiezan a estar al alcance de cualquier con dinero para pagarlo.

En The Economist especulan con la posibilidad de que en el futuro muchas parejas empiecen a irse a estos tipos de fecundaciones in vitro, aunque puedan concebir de forma natural: la salud de sus hijos estará en juego. Cada día que pasa suena más plausible. Nos esperan tiempo muy interesantes.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

Incorrecto intentelo de nuevo
NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.letrasfinas.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.letrasfinas.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.