Histórico: una mujer gana elecciones municipales en Arabia Saudita

Salma bint Al-Otaibi Hizab se convirtió en la primera mujer en ganar un puesto de gobierno en Arabia Saudita, que celebró este sábado elecciones municipales.

14 diciembre 2015 |

utoridades electorales informaron este domingo que la mujer se ganó un puesto en el Concejo Municipal de la provincia de La Meca.
Por vez primera participaron las mujeres en unas elecciones en Arabia Saudita, en las que se definieron más de seis mil puestos de gobierno. Entre ellos había solo unas 900 mujeres.

Arabia Saudita es la monarquía con el mayor número de restricciones y limitantes para las mujeres, a las que incluso se les prohíbe conducir.

Así, en 2011 entró en vigor el decreto real, aprobado por el fallecido rey del país, Abdalá ben Abdelaziz (2005-2015) que dio a las mujeres el derecho a votar y presentarse como candidatas en las elecciones municipales.

Además, el rey permitió que pudieran ser elegidas al Consejo de la Shura (Cámara Alta del Parlamento).

Aumenta número de mujeres sauditas elegidas para consejos municipales

Al menos 17 mujeres ganaron escaños en los consejos municipales de Arabia Saudita, según el más reciente balance electoral, el último del mundo en permitir a las féminas ejercer ese derecho.

El presidente del Comité General para las Terceras Elecciones Municipales, Abdullateef Abdulmalik Al-Asheikh, señaló que las mujeres obtuvieron el triunfo en las regiones de Jeddah, Riad, Qatif, Qasim, Hail, Al-Jouf, Al-Ahsa, Jazan y la Meca.
La agencia oficial SPA reportó la victoria de al menos cuatro mujeres, pero otras fuentes citaron informes de los comités electorales locales que sitúan entre nueve y 17 la cifra de favorecidas con el voto popular.

La provincia de la Meca fue la primera en dar a conocer el domingo la victoria de Salma Bint Hizab Al-Oteibi, quien se impuso en la lid contra siete hombres y otras dos candidatas en la localidad de Madrakah, a unos 150 kilómetros de la ciudad santa homónima.

De acuerdo con Al-Asheikh, quien también es ministro de Asuntos Rurales y Municipales, en los comicios emitieron el sufragio 702 mil 542 hombres y mujeres, cifra equivalente al 47,4 por ciento del total de electores registrados para decidir entre seis mil 916 contendientes.

El ente electoral precisó que fueron nominadas 978 damas y cinco mil 938 varones, mientras alrededor de 1,5 millones de personas con 18 años o más se inscribieron para emitir el sufragio, incluidas 130 mil féminas, de una población nativa saudita que totaliza casi 21 millones.

Los 284 consejos municipales de Arabia Saudita tienen tres mil 159 escaños, un tercio de los cuales son designados por el gobierno con el visto bueno del rey, y sus representantes poseen poderes restringidos a asuntos locales sobre calles, jardines y parques públicos y recogida de basura.

Además de la ya referida vencedora en la Meca, los resultados reflejaron la victoria de tres mujeres en la Provincia Oriental, igual cantidad en Riad, la capital; dos más en Jeddah, así como una en la región noroeste de Al-Jouf y otra en la de Tabuk, también en aquella parte del país.

Tras el escrutinio final, el Comité General declaró ganadores a dos mil 106 candidatos de ambos sexos, pero aunque los hombres arrasaron en la liza, la mayor repercusión la tiene aún la implicación de las féminas en ese proceso, por primera vez, como electoras y nominadas.

Para analistas locales y regionales, fue un paso trascendental legado por el rey Abdulah, fallecido en enero de este año, y bajo cuyo mando se inició la lenta y progresiva expansión de los derechos de las mujeres, a raíz de su anuncio cuatro años atrás de que votarían en 2015.

En enero de 2013, el entonces monarca wahabita consultó con líderes religiosos y nombró a 30 mujeres para integrar el Consejo Shura, el máximo órgano consultivo del país hasta entonces formado por 150 hombres.

Según Abdulah, dicha cámara debía poseer al menos una quinta parte de sus asientos ocupados por féminas, y en su edicto designó a graduadas universitarias, activistas de derechos humanos y dos princesas.

Sin embargo, activistas sociales critican que en este reino, donde la familia real aplica una versión muy conservadora del Islam sunita, ellas todavía tienen vetado conducir vehículos, trabajar y viajar al exterior sin el consentimiento de un hombre de su familia.



OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

Incorrecto intentelo de nuevo
NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.letrasfinas.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.letrasfinas.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.