Dayana Martínez: Asociación de Mujeres Médicas de Panamá dicen que el reto mayor es la salud pública

La presidenta de la Asociación de Mujeres Médicas de Panamá habla del trato empático hacia los pacientes, del rol de la mujer en la ciencia y el impacto de la telemedicina en pandemia

04 agosto 2021 |

Dayara Martínez es doctora en medicina y cirugía. Nació en Panamá Oeste, el 9 de enero de 1981. Es amante de la naturaleza, la convivencia familiar y las películas.

Cursó estudios en administración de los servicios de salud en la Universidad Santander; luego se formó en administración de negocios con especialización en recursos humanos en la Universidad del Istmo (UDI); también tomó una maestría en docencia superior con especialización en tecnología y didáctica educativa en la Universidad Tecnológica de Panamá (UTP) y hoy se prepara en un doctorado en administración de negocios en la UDI.

A lo largo de su trayectoria laboral ha fungido como subdirectora nacional de recursos humanos en el Ministerio de Salud (Minsa) de Panamá. Además, ha sido jefa encargada de recursos humanos en el hospital Santo Tomás. Hoy es encargada de planificación hospitalaria en el hospital San Miguel Arcángel.

A su hoja de vida anexa experiencia como organizadora de la jornada científica académica de mujeres médicas de la Asociación de Mujeres Médicas de Panamá (Asomepa) y organizadora del programa científico de la Alianza Panamericana de Médicas filial Panamá. Hoy es presidenta de Asomepa.

Durante una entrevista para MIA Voces Activas en La Estrella de Panamá, Martínez comparte los detalles de su gestión desde la asociación, dialoga sobre la formación de los profesionales de medicina y las áreas donde se requiere mayor preparación de especialistas en el país.

¿Qué nos puede compartir de su labor durante la pandemia desde la Asomepa?

El escenario no ha sido fácil de llevar porque todas desde Asomepa teníamos que brindar apoyo a familiares, pacientes, la organización de salud de Panamá y todos los nexos que tuvimos con otras organizaciones en este ámbito; pese a esto mantuvimos la fortaleza para llevar esperanza en medio de la pandemia. Básicamente el aporte desde la asociación fue trabajar la parte emotiva, verificar las herramientas con las que contábamos en ese momento para superar juntas las adversidades del día a día en los distintos escenarios en los cuales cada una se desarrolla.

¿Cómo ve la participación de la mujer en el área científica?

El rol de la mujer en el área científica ha sido considerado poco protagónico por mucho tiempo; sin embargo, en los últimos años se ha fortalecido más debido a que hemos incursionado en sectores de desarrollo empresarial. La mujer hoy lidera en todo tipo de escenarios, donde antes los cargos solo eran ocupados por hombres.

¿Qué opina de la formación de los futuros profesionales en el área de medicina en Panamá?

No debemos olvidar que aunque tenemos avances y hemos crecido con nuevas herramientas innovadoras y tecnológicas, la parte humanitaria, la ética profesional y los valores son la base de toda formación profesional. En la medicina no se debe dejar atrás el respeto hacia nuestros pacientes, hacia nosotros mismos, hacia los colegas y las autoridades; estos factores son los que nos llevan a diferenciarnos de manera positiva dentro de la profesión y dejar un legado. El mayor reto para los futuros doctores es no olvidar ser empáticos con el paciente y también seguir siendo innovadores y creativos dentro del ámbito de la medicina.

Usted desarrolló un manual de políticas de motivación para mejorar la eficacia del personal en el Ministerio de Salud, pero ¿qué opina de garantizar el trato humanizado en los hospitales públicos?

“El rol de la mujer en el área científica ha sido considerado poco protagónico por mucho tiempo; sin embargo, en los últimos años se ha fortalecido más debido a que hemos incursionado en sectores de desarrollo empresarial. La mujer hoy lidera en todo tipo de escenarios, donde antes los cargos solo eran ocupados por hombres”

Es importante garantizarlo sobre todo desde la educación y formar ese trato de los futuros profesionales de la salud hacia los pacientes. Para lograr este objetivo en cualquier área, ya sea de atención al paciente, administrativa o en alguna especialidad, no hay que olvidar que la persona ante nosotros tiene problemas emocionales, laborales, incluso en la parte espiritual y como médicos debemos tomar todos estos puntos en consideración para que la labor se efectúe de manera integral. En la parte institucional, en distintos periodos se ha accionado para avanzar en ese sentido; sin embargo, reitero que se debe enfatizar la aplicación de la empatía desde las aulas y desde el hogar.

¿Cuáles considera que son las especialidades donde se requiere mayor preparación de médicos nacionales?

La salud pública sigue siendo el mayor reto. En este escenario hay que hacer mayor énfasis en la formación de médicos en especialidades en el sistema público; se requiere de la medicina familiar y de la geriatría. Viendo cómo está nuestra demografía, creo que estos serían los pilares, sin menospreciar las otras especialidades que también hay que fortalecer en el país como la medicina interna, entre otras.

¿Qué opinión le merece la integración de médicos extranjeros al sistema de salud público?

La idoneidad es uno de los requisitos principales que no solo se plantea en Panamá, sino también en otros países; esto forma parte del control de calidad del servicio que va a brindar ese profesional dentro del país. La pandemia ha sido un suceso que sobrepasa el recurso humano que tenemos hoy para brindar atención a la población y no está de más que contemos con médicos de otros países siempre y cuando se siga con el protocolo y los permisos que nuestra legislación permite. Asimismo, los médicos locales siempre estaremos ávidos en dar esa mano a los países vecinos y no vecinos que lo requieran. Esto es parte de la hermandad y los lazos estratégicos de los países en ese sentido, dentro del sector salud.

En la actualidad es jefa de planificación del hospital San Miguel Arcángel. ¿Cuál es la situación en su hospital? ¿Qué retos ha representado la pandemia?

El mayor desafío ha sido mantener nuestros recursos para proteger a los profesionales que se encargan de atender a una población mayoritaria, como es San Miguelito. Como equipo, trabajamos para llevar a cabo todas esas estrategias, y permanecer unidos fue la base para salir adelante. Gracias a Dios ahora vemos una luz de esperanza porque se está avanzando en la inmunidad desde el Minsa.

Para usted, ¿qué impacto ha tenido la telemedicina en tiempos de covid-19? ¿Cómo califica su desarrollo y aplicación en el ejercicio?

La telemedicina jugó un papel fundamental en tiempos de pandemia dentro del sistema de salud público, ya que vimos que se mantuvo ese enlace del profesional con el paciente. También sirvió de gran alivio para aquellos pacientes que no podían salir de casa y necesitaban seguimiento de sus tratamientos y de las patologías que registraban. La telemedicina llegó para quedarse y continuaremos llevándola de la mano para fortalecer el sistema de salud en nuestro país.

Si tuviera que hacer una propuesta para mejorar la atención en el sistema de salud en el istmo, ¿cuál sería?

Incluiría que los médicos vayan más allá de la atención que se ofrece en las áreas hospitalarias; sin menospreciar el trabajo que se hace, que evidentemente es muy importante, debemos encaminarnos hacia la prevención, pero no desde el punto de vista de un simple mercadeo, sino que necesitamos impactar las vidas de aquellos que tienen hábitos inadecuados; hay que trabajar en el empoderamiento de la población no solo desde el hogar, también desde el campo laboral, donde las empresas promuevan buenos hábitos a sus empleados porque esto se traducirá en beneficios, porque si tienen un colaborador sano, este será mucho más productivo.

Después de la covid-19, ¿qué enseñanzas cree dejará este episodio a la humanidad?

La mejor enseñanza será valorar muchísimo más el tiempo con nuestros seres queridos. Siento que habrá más apego a la parte espiritual y a cuidar nuestro planeta.

TE INTERESA