Jerusalén Smith doctora comprometida con Panamá

La médica guna Jerusalén Smith ha sido reconocida por la revista Forbes para Centroamérica como una de las “Cien Mujeres Más Poderosas del 2020”, un honor que ha reforzado el compromiso con su comunidad y sus deseos de superarse

19 octubre 2020 |

Graduada con honores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Panamá, Jerusalén Smith se ha dispuesto a derribar todos los estigmas sociales y demostrar que no hay límites cuando se sueña a lo grande. 

Es una orgullosa representante de su cultura e historia familiar, pero también una mujer moderna, que quiere empoderar a otras. 

¿Por qué decidiste estudiar  medicina?
Desde niña, vi a doctores de otros países hacer giras de salud en Kuna Yala, así que crecí muy influenciada por el altruismo y servir a los demás. 

¿En qué trabajas?
En dedicarme de lleno a ejercer la medicina en Kuna Yala, pero esto es un proceso largo, no puedo instalarme y pretender que la gente me acepte de una vez. 

¿Por qué en Kuna Yala?
Junto a mi esposo, que también en médico, quiero llevar un buen servicio de salud a una comunidad que no lo tenga. Nuestra visión es ejercer la medicina allí, pero de una forma más amigable con la cultura y respetando los remedios tradicionales.

¿Proyectos a futuro?
Mi sueño, de aquí a 10 años, es fundar en la comarca una instalación llena de libros e instrumentos para los niños, la cual sirva de apoyo para las escuelas e iglesias.

¿Cómo te sentiste con el reconocimiento de Forbes?
Sorprendida, pero luego me alegré y honré, porque sé que tengo una historia personal diferente. A la vez, creo que a mí y a las otras en esta lista nos une la necesidad de seguir superándonos.

¿Qué significa para ti?
Una gran responsabilidad, ya que la palabra “poderosa” o “influeyente” no se completa si no he empoderado a otras mujeres o grupos. Quiero dejar un legado de influencia positiva.

¿Qué esperas lograr con esto?
Con la visualización de mi nombre y etnia, deseo convocar a más profesionales de otras disciplinas para divulgar entre los niños de la comarca las diferentes opciones y carreras que existen, claro, respetando nuestra cultura milenaria. 

¿Crees que aún hay discriminación hacia grupos étnicos?
Sí, la hay. Al humano le da miedo lo desconocido, pero uno se puede enriquecer de los valores y la cosmovisión de otros grupos. 

 

TE INTERESA