Lidia G. Sogandares R. primera médica panameña

Fue la primera médica panameña especialista en obstetricia y ginecología, profesora de la especialidad en la escuela de Enfermería del Hospital Santo Tomás, y cofundadora y presidenta de la Sociedad Panameña de Obstetricia y Ginecología de la República de Panamá

22 mayo 2019 |

Nació en la isla de Taboga el 17 de octubre de 1907, del hogar formado por Manuel Basilio Sogandares Quirós (de ascendencia griega) y Lidia Rivera Beluche. Fueron sus hermanos Víctor Manuel, Anastasio, Oscar Melchor, Camilo Enrique y Lucila Elena Sogandares Rivera. Víctor obtuvo un Phd. en Economía y Lucila, en Nutrición. Realizó sus primeros estudios en la Escuela de Niñas de Santa Ana No. 2, dirigida por la Educadora Tomasa Casís y fue alumna de Juana Oller. Se graduó con el primer puesto de honor como Bachiller en Ciencias y Letras en el Instituto Nacional en 1926. Gracias a sus méritos escolares, logró una beca para estudiar en los Estados Unidos de América en el Colegio de Santa Teresa, en Winona, Minnesota, donde se graduó como Licenciada en Artes en 1930. Luego ingresó a la Escuela de Medicina de la Universidad de Arkansas, Little Rock, donde obtuvo la Licenciatura en Ciencias en 1932. Completó posteriormente los estudios en Medicina y Cirugía en 1934. Finalmente, concluyó sus educación en la especialidad de Obstetricia y Ginecología en el Hospital de las Mujeres de Philadelphia, Pennsylvania, en 1935.

Trayectoria

Durante sus estudios, viajó al Istmo durante sus vacaciones, y acá, laboraba voluntariamente en la Cruz Roja, en el Instituto Conmemorativo Gorgas y en el Hospital Santo Tomás. En 1936, retornó finalmente a Panamá con el mérito de ser la primera mujer obstetra-ginecóloga del país (de hecho también la primera en todo el istmo centroamericano). Se le ofreció entonces una cátedra en la Escuela Nacional de Señoritas y en el Liceo de Señoritas, pero no se solicitó que prestara sus servicios profesionales en un hospital público, aunque sus créditos académicos eran inmejorables. Obviamente, pertenecer al sexo femenino le impedía tener las mismas oportunidades laborales que los hombres. Por fin pudo llevar a cabo su internado en el Hospital Santo Tomás, en donde paulatinamente fue ascendiendo en cargos y responsabilidades. Llegó a dirigir la antigua Sala 21, que era la sala de maternidad, y ser Jefa del Servicio de Obstetricia.

Se desempeñó como profesora asistente de la Cátedra de Obstetricia y Ginecología de la Escuela de Medicina de la Universidad de Panamá y como profesora titular en la Escuela de Enfermería del Hospital Santo Tomás. Además, se destacó en foros nacionales e internacionales por trabajos relacionados con temas tales como "Placenta Previa", "Separación Prematura de la Placenta", "Tratamiento de la Toxemia de Preñez con Largactil", "Presentación Podálica", "Ruptura Uterina", "Preñez Ectópica", "Los Problemas del Aborto Criminal", entre otros. Con respecto a este último tema, se preocupó por la planificación familiar y la paternidad responsable, ambas situaciones muy frecuentemente descuidadas entre las pacientes de las salas del Hospital Santo Tomás.

A la par de sus resultados profesionales y académicos, la Dra. Sogandares también se destacó por sus logros gremiales, como lo fueron haber sido cofundadora y primera mujer miembro de la Academia Panameña de Medicina y Cirugía, de la que llegó a ser presidenta durante el período 1963-1965; presidenta de la Asociación Médica Nacional de 1955 a 1957; cofundadora y primera presidenta de la Sociedad Panameña de Obstetricia y Ginecología de 1953-1954; así como de otras agrupaciones médicas tales como la Alianza Panamericana de Mujeres Médicas y la Isthmian Medical Association. También, trabajó arduamente junto a otros ginecólogos panameños visionarios en el desarrollo y puesta en marcha de programas de salud sexual y reproductiva, a través de Instituciones pioneras en este campo la Asociación Panameña para el Planeamiento de la Familia (APLAFA), durante las décadas de 1960 y 1970.

Últimos años

Todas estas actividades y sus prominentes frutos le valieron a la Dra. Sogandares múltiples reconocimientos internacionales y, sobre todo, nacionales, principalmente dentro de la comunidad y por parte de los propios colegas. Fue condecorada por el gobierno nacional con la Orden Vasco Núñez de Balboa en grado de Comendadora en 1959, bajo el gobierno de D. Ernesto de la Guardia Jr., Presidente de la República. El 21 de marzo de 1977, luego de una larga, satisfactoria y productiva trayectoria, "la doctora", como también fue conocida, falleció en la ciudad de Panamá.

Las cualidades que la distinguieron fueron la tenacidad, los propósitos claros, el gusto por la profesión, la humildad y el amor por el terruño, dignas de ser recordadas por todas las generaciones de obstetras-ginecólogos que siguieron sus pasos. La Dra. Lidia Tula Sogandares fue un modelo de dedicación al trabajo guiado por la inteligencia y respeto por la profesión, por los colegas y por la humanidad. Así lo reconoce su biógrafo, el Dr. Rafael De Gracia.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

Incorrecto intentelo de nuevo
NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.letrasfinas.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.letrasfinas.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.