全in las mujeres no hay democracia ni igualdad':Liriola Leoteau de Ávila

Deste hace 25 años, Liriola Leoteau de Ávila, abogada litigante y actual directora del Instituto Nacional de la Mujer (Inamu), trabaja por los derechos humanos de las mujeres en Panamá.

coetesía:Voces Vivas

28 noviembre 2018 |

En Voces Activas cuenta cómo fue su paso profesional en la Fundación para la Promoción de la Mujer (Fundamujer), una experiencia exitosa porque ‘la integraban mujeres de todo tipo de pensamiento, de diversas preferencias políticas, de todos los estratos sociales y de todas las etnias'. Agrega que, después de dirigir el Centro de Asistencia y Educación Legal Thelma King —donde tuvo ‘un gran aprendizaje'—, se dedica de manera exclusiva a defender los derechos humanos de la mujer, ahora al frente del Inamu. De mirada fija y segura de sí misma, Leoteau resalta que uno de sus mayores logros, durante estos cuatro años en esta Institución, ha sido la instalación de los Centros del Instituto Nacional de la Mujer (Cinamu) en doce provincias y dos comarcas indígenas (Emberá-Wounaan y Ngäbe-Buglé). Sin embargo, para Leoteau no todo termina en ese aporte. Y es que ha sido una mujer que ha llevado su voz y la bandera de Panamá a varios organismos internacionales (como la Organización de los Estados Americanos y la Organización de las Naciones Unidas) buscando alternativas que ayuden a defender los derechos de las mujeres, la igualdad y, sobre todo, eliminar ‘de raíz' la violencia contra las mujeres y niñas de Panamá y el mundo. ‘En mi gestión he procurado posicionar el Inamu y a Panamá como un espacio hemisférico con buenos resultados y así poder generar buenas prácticas para el mundo', asegura.

¿EN QUÉ CAMBIÓ LA CONDICIÓN DE LA MUJER CON LA DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LOS DERECHOS HUMANOS?

Fueron visibilizados y conocidos los actos discriminatorios. También en que los Estados entiendan que sin las mujeres no hay democracia. Sin las mujeres no hay igualdad. Que al mejorar la condición de las mujeres se ayuda mucho al conocimiento y al desarrollo de un país. Es importante que las mujeres tengamos un reconocimiento del lugar que nos corresponde, y no de lo que la sociedad nos quiere dar.

¿A QUÉ SE REFIERE CUANDO DICE ‘DEL LUGAR QUE NOS CORRESPONDE'?

Me refiero a la paridad y a la igualdad. Al ser nosotras el 50% de la población mundial, tenemos los mismos derechos que los hombres. En ese concierto de voluntades de los Estados, entonces esta Declaración Universal de los Derechos Humanos incluye derechos intransferibles, derechos que le son propios al ser humano.

¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE CONSIDERAR LOS DERECHOS DE LAS MUJERES COMO DERECHOS HUMANOS?

Por una razón básica: las mujeres no somos ciudadanas de segunda clase, somo iguales ante la ley y en el ejercicio ciudadano.

¿QUÉ AVANCES LEGALES HA TENIDO PANAMÁ, ESTOS ÚLTIMOS AÑOS, PARA FRENAR LA VIOLENCIA DE GÉNERO?

Panamá es uno de los países que a nivel normativo ha cumplido con todos los compromisos relacionados con las convenciones internacionales, hablo de la Convención Belem Do Pará, el máximo mecanismo que establece el derecho de las mujeres a vivir una vida libre de violencia y destaca la violencia como una violación de los derechos humanos y de las libertades fundamentales. También se logró la implementación de la Ley 82, la cual adopta medidas de prevención contra la violencia hacia las mujeres y reforma el Código Penal para tipificar el femicidio. Para que se logre cumplir esto, es necesario tener los recursos y para ello es importante esforzarnos un poco más, avanzar en el tema y que se hagan valer los derechos de las mujeres. Aprovecho para aclarar que la palabra correcta es femicidio y no feminicidio.

¿QUÉ OTRAS INICIATIVAS AYUDARÍAN A PONER FIN AL MALTRATO A LA MUJER?

Tengo que decir que el maltrato a la mujer en sus diferentes expresiones y manifestaciones tiene su raíz en dos elementos importantes: la impunidad y el patrón cultural. La impunidad es aquella que habla de una justicia que no beneficia a las mujeres; es decir, que no repara el daño a la mujer que es maltratada por el tipo de violencia que sea. Nosotros, como institución regente del tema de la mujer en Panamá, hemos hecho nuestra parte. Existe un Comité Nacional contra la Violencia, que preside el Inamu, pero también existen organizaciones de la sociedad civil e instituciones del Estado. Cada uno de estos espacios tiene la responsabilidad compartida de velar por las políticas públicas que ayudan a mejorar la justicia a favor de las mujeres cuando hay casos de violencia.

EN VIOLENCIA DE GÉNERO, NADIE HABLA DE HOMBRES MALTRATADOS...

No voy a negar que existan hombres maltratados. Lo que sí resalto en amarillo es que las estadísticas mundiales —y también en Panamá— apuntan a que somos las mujeres las víctimas. Mientras estas cifras no cambien, siempre el grueso apuntará hacia la mujer. Nosotras no somos una población vulnerable, sino que sufrimos vulnerabilidades. Las asesinadas son las mujeres y no los hombres. Así es la historia de nuestro país y del mundo.

¿ES LO MISMO FEMINISMO QUE MACHISMO?

No es lo mismo. El feminismo visibiliza una situación o condición de subordinación y de discriminación en contra de la mujer. Mientras que el machismo lo que hace es matar a la mujer.

¿CUÁLES SON LOS CASOS MÁS DOLOROSOS QUE HA TENIDO QUE ENFRENTAR USTED EN SU GESTIÓN?

Yo vengo enfrentando casos dolorosos desde hace 25 años. Cuando empecé a defender a las mujeres, como abogada litigante, he visto cómo algunas mujeres mueren a causa de violencia de género. En mi gestión lo más difícil ha sido enfrentar los femicidios, puesto que los que más sufren son sus hijos e hijas. A las mujeres, una vez logren hacer contacto con la institución, se les acompaña y orienta.

A USTED COMO MUJER, ¿ALGUNA VEZ LE HAN VIOLADO SUS DERECHOS?

Yo creo que si te lo hacen a ti, me lo hacen a mí. Yo me reconozco en ti y en tu condición de mujer, porque primero hay que reconocerse en las demás mujeres para entender cuál es el camino y la ruta para las mujeres. Y si se lo hacen a una, se lo hacen a todas, entonces sí me han violado mis derechos.

¿CUÁL ES LA SITUACIÓN DE LA IGUALDAD DE GÉNERO EN EL SECTOR RURAL?

Nosotras estamos muy contentas, puesto que contamos con el programa ‘Tú puedes, mujer', y que iniciamos con la mujer rural. Pero ¿por qué era necesario trabajar con la mujer rural? Si en la ciudad hay discriminación, imagínate esa mujer que está en el campo. Este programa ha dado la oportunidad para que 700 mujeres del campo, con apoyo del Inadeh (Instituto Nacional de Formación Profesional y Capacitación para el Desarrollo Humano) y del Ministerio de Desarrollo Agropecuario, se empoderen y mejoren su condición de vida. Que emprendan solas y lleven el sustento para sus hijos e hijas.

¿SE PUEDE DECIR QUE LA CRISIS ECONÓMICA MUNDIAL HA TENIDO UN IMPACTO PARTICULAR SOBRE LA MUJER RURAL?

La crisis internacional ha permitido una oportunidad para las mujeres en Panamá y es que ellas actualmente pueden tener un crédito de hasta 50 mil dólares en el Banco de Desarrollo Agropecuario y con cero interés. Nosotras somos buenas pagadoras. Iniciativas como esta brindan a la mujer una oportunidad que le cambia la vida a nivel personal y vuelve ella a creer en sí misma.

¿QUÉ LE QUEDA PENDIENTE POR HACER?

Se logró mucho. Y lo que queda pendiente es poco. Esperemos que la persona a la que le toque dirigir esta institución continúe lo que ya dejamos avanzado y que las leyes establecidas se cumplan.


OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

Incorrecto intentelo de nuevo
NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.letrasfinas.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.letrasfinas.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.