El desembarco de las mujeres en el periodismo

Lo nuevo de ‘Biblioteca 500’. El desembarco de las mujeres en el periodismo, una mirada cándida a la memoria histórica de la ciudad e historias de emigración componen la nueva compilación literaria de la capital.

06 octubre 2019 |

Las nuevas adquisiciones de la Biblioteca 500 ya estarán disponibles en los próximos días.
Entre las novedades que incluye este proyecto literario, creado para conmemorar un aniversario importante dentro de la historia de la ciudad capital, están diversos libros que explican, por ejemplo, el rol de la mujer en el periodismo panameño, la esencia multicultural de la ciudad de Panamá o los murales que adornan la metrópoli panameña.
Todas las obras de la Biblioteca 500 son previamente seleccionadas por la Comisión de los 500 años de la ciudad de Panamá y distribuidas, tanto a la Biblioteca Nacional como al resto de las 44 bibliotecas públicas del país.
Asimismo, los textos estarán disponibles en las 25 bibliotecas municipales de la ciudad capital, y las ventas de los libros serán usadas para recaudar los fondos necesarios para financiar los programas educativos del Museo de la Ciudad de Panamá.
Entre las obras que se encuentran actualmente disponibles se pueden destacar Nueva Historia General de Panamá, del Dr. Alfredo Castillero Calvo.
Una reedición del texto original publicado en el año 2004, que narra los aspectos esenciales que dieron pie a la fundación de la ciudad, como la colonización española y sus efectos en la población, entre otros hechos históricos, como la independencia de Panamá de la Gran Colombia en 1903.
Otra obra literaria que forma parte de la colección alusiva a los 500 años de la capital es Un paseo por la ciudad: Panamá 1903-1953.
Una retrospectiva por los inicios de la ciudad, narrada por los autores Ibeth Hernández y Rubén Araúz, en la que la investigación y la creatividad se llevan de la mano para contarle al lector cómo la urbe fue cambiando en la primera mitad del siglo XX.
Un ciclo de historias que seguirán publicándose en los próximos días de este mes de octubre y el próximo mes de noviembre.
La mujer periodista
Nosotras que contamos: mujeres periodistas en Panamá es un libro que cuenta cómo las mujeres periodistas tuvieron que luchar en una profesión que, como muchas otras, estuvo dominada por los hombres.
Las periodistas Amalia Aguilar y Mónica Guardia vieron la necesidad de escribir este libro para recuperar la memoria histórica de esas mujeres que desembarcaron en el oficio, tanto en la prensa escrita como en la radio y la televisión.
El libro comienza con una recopilación histórica de las mujeres que empezaron a escribir en los medios de comunicación sin necesariamente ser periodistas, una profesión que no existía hasta principios del siglo XX.
Unas mujeres que desde sus letras lucharon por sus derechos a la educación y al voto, entre otros.
Clara González, Enriqueta Morales, Otilia Arosemena de Tejeira, Thelma King y Gumercinda Páez son algunos de los nombres propios de esa época.
“Casi a todas las mujeres que entrevistábamos para este libro las conocíamos en el campo de trabajo y a otras las conocíamos por su gran trayectoria en los medios de comunicación. De alguna manera, eran modelos para nosotras”, comentó Aguilar.
El libro, que compila siete entrevistas con las mujeres que sentaron precedentes en el periodismo panameño, también relata cómo las mujeres fueron teniendo gradualmente una presencia en los medios de comunicación.
Hasta bien entrado el siglo XX, no se notaba la presencia de mujeres periodistas que ejercieran su oficio en los medios de comunicación.
“A principios del siglo XX, las mujeres empiezan a escribir artículos de opinión o en las distintas revistas femeninas, por lo que desembarcan en los medios de manera personal y no profesional, como lo fue después”, explicó.
Posteriormente, el libro cuenta la consolidación de figuras que marcaron los años 1960, 1970 y 1980 en el periodismo panameño, como lo son Luz María Noli, Ileana Gólcher, Norma Núñez Montoto, Migdalia Fuentes y Dorita de Reyna.
Sobre el contexto actual, Aguilar opina que las mujeres siempre han estado en los medios de comunicación desde la profesionalización del periodismo.
“Lo que creo que falta todavía es que haya más mujeres en puestos de toma de decisiones y no solamente en las redacciones, sino también en las juntas directivas de los medios de comunicación, en las que se deciden las pautas editoriales”, agregó.
El empoderamiento de las mujeres en algunas áreas relacionadas con el trabajo periodístico y la brecha salarial entre hombres y mujeres son, a su juicio, algunas de las asignaturas pendientes por cumplir.
También se reclama una mayor visibilidad a la diversidad de mujeres que hacen vida en el país y que la presencia femenina sea latente en los actuales debates televisivos y otros espacios de opinión en los medios de comunicación.
Una ciudad inocente
Cheri Lewis cuenta, en conjunto con las ilustraciones de José Jiménez Vega, el pasado de la ciudad en Soy una ciudad llamada Panamá.
Un libro infantil escrito en primera persona, en el que la protagonista principal es la ciudad capital.
Un viaje en el tiempo que traslada al pequeño lector a los diversos hechos históricos acaecidos en la ciudad, como la colonización y conquista de los españoles, el ataque de los piratas ingleses a la ciudad de Panamá La Vieja en 1671 y el posterior traslado de la antigua metrópoli hacia lo que hoy conocemos como el Casco Viejo.
“Los capítulos se van hilvanando de forma fluida, sencilla y divertida, de manera que se siente más como si estuvieras leyendo una novela de aventuras que narrando hechos históricos”, aseguró Lewis.
La autora dijo que el personaje, la ciudad de Panamá, se desenvuelve como un niño al que le gusta hacer distintas actividades que cualquiera haría, como ir a jugar, hacer amigos, cuidar el ambiente y pasar un buen rato. Al mismo tiempo, manifiesta tener un alma noble, una característica que engancha al lector desde la primera página, usando la imaginación como herramienta para contar relatos que pueden resultar incómodos para un público infantil.
“Al llegar al momento de las partes fuertes, como las guerras y la esclavitud, lo que hice fue meterme en la mente y los sentimientos del personaje y narrar estos hechos desde su punto de vista. Esto ayuda en gran manera a entender las cosas que son difíciles de entender, incluso para un adulto. Los niños siempre serán nuestros mejores maestros”, dijo.
La escritora espera que este libro ayude de alguna forma a transmitir la apreciación por la memoria histórica de la ciudad desde las edades más tempranas de la niñez.
Un texto que intenta aliviar lo “aburrida y densa” que se puede tornar una historia de este tipo y convertirla en un relato atractivo, fantástico e interesante.
“Para poder escribir este libro, tuve que investigar mucho. Fueron varios meses de trabajar intensamente en este proyecto. Espero que con este libro se cambie un poco esa percepción y los lectores descubran una forma diferente y amena de aprender sobre los orígenes de la ciudad de Panamá”, relató.
El ilustrador del libro, José Jiménez Vega, dijo que este cuento infantil surge como una respuesta ante el desconocimiento general de ciertos hechos históricos relacionados con la ciudad, de los cuáles no se sabe a ciencia cierta cómo sucedieron.
A través del libro, se intentan abordar hechos que son considerados mitos e intenta desmontar algunos conceptos errados, como la culpabilidad del pirata inglés Henry Morgan por supuestamente haber liderado la destrucción de Panamá La Vieja.
Para Jiménez Vega, ilustrar el libro fue un reto complicado, que conllevó a la creación de personajes que pudieran simpatizar con el público en general.
Otro desafío fue abordar estos hechos históricos y llevarlos al dibujo.
“Contar estos eventos ha sido una cosa bastante delicada. Al mismo tiempo, debía ser cuidadoso y respetuoso con la audiencia y no excederme en la parte visual con cosas que se sintieran como muy agresivas y evitar la incitación a la violencia. Por ello, me limité a pintar algunos brochazos de las cosas que sucedieron”, dijo.
No obstante, siempre estuvo presente la libertad creativa en la búsqueda de lenguajes que permitieran ilustrar hechos nefastos de la manera menos atroz posible.
La multiculturalidad
La periodista Lina Vega Abad compila historias de supervivencia y vivencias en el libro Panamá: Destino y comunidad.
Con este texto, Vega propone una historia contada mediante las voces de aquellos habitantes de la ciudad que no nacieron en el país, pero que hicieron a la ciudad de Panamá parte de sus vidas.
Grecia, España, Francia, Italia, Rusia son algunos de los países de donde procedieron la mayoría de los emigrantes que encontraron en el país una nueva oportunidad para recomenzar su rumbo ante la adversidad que vivían en sus países debido a eventos tan señalados como la Guerra Civil española, acaecida entre 1936 y 1939.
Una de esas historias de éxito es la de Jorge Liakópulos, creador de uno de los restaurantes insignias del país: la cafetería Nikos Café.
El contexto de estas historias varía. Algunos vinieron por razones de trabajo y se quedaron, otros fueron destinados como diplomáticos al país y decidieron adoptar a Panamá como su hogar.
En tanto, las historias de dos panameños de las provincias de Bocas del Toro y Chiriquí que decidieron irse a vivir a la ciudad, también están plasmadas en este libro.
“Uno de los pilares de la celebración de los 500 años de la ciudad es la diversidad. Panamá es un país diverso que acogió a diferentes razas de distintos países desde siempre. Resaltar eso es fundamental”, apuntó Vega.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

Incorrecto intentelo de nuevo
NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.letrasfinas.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.letrasfinas.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.