Nombran a Carmen Reinhart nueva economista jefe del Banco Mundial

El Banco Mundial (BM) designó este miércoles a Carmen Reinhart, estadounidense de origen cubano y experta en crisis financieras y de deuda, como su nueva economista jefa en un momento en el que la institución deberá ayudar a los países miembros a navegar la aguda recesión provocada por la pandemia del coronavirus.

20 mayo 2020 |

El Banco Mundial (BM) designó este miércoles a Carmen Reinhart, estadounidense de origen cubano y experta en crisis financieras y de deuda, como su nueva economista jefa en un momento en el que la institución deberá ayudar a los países miembros a navegar la aguda recesión provocada por la pandemia del coronavirus.
"Estoy muy complacido de dar la bienvenida a Carmen al Grupo Banco Mundial a medida que impulsamos nuestros esfuerzos a restaurar el crecimiento y enfrentar las crisis urgentes de deuda y recesión que encaran nuestros países", dijo David Malpass, presidente de la institución.

Sobre Carmen Reinhart

Sus padres emigraron a Estados Unidos en 1966; la familia vivió inicialmente en Pasadena (California)1​ y luego se estableció en el área metropolitana del Sur de la Florida.

Obtuvo la licenciatura en Economía en 1975, en la Universidad Internacional de Florida. A partir de 1978 realizó estudios de posgrado en la Universidad de Columbia, donde conoció a su esposo Vincent R. Reinhart, con quien tiene un hijo. Desde 1982 trabajó en Bear Stearns y en 1988, obtuvo el doctorado en Columbia, bajo la supervisión de Robert Mundell.

Trabajó luego en el departamento de investigaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) y luego como profesora en la Universidad de Maryland y la Universidad de Harvard, para luego volver al FMI entre 2001 y 2003.

Ha sido durante varios años profesora de Economía y directora del Centro para la Economía Internacional de la Universidad de Maryland e investigadora del National Bureau of Economic Research. Es la "Dennis Weatherstone Senior Fellow" del Instituto Peterson. También es miembro de varias organizaciones y comités, incluyendo el Consejo de Relaciones Exteriores.2​

Ha publicado numerosos artículos, sobre todo en la American Economic Review, Journal of Political Economy y Quarterly Journal of Economics. Sus temas favoritos son los flujos internacionales de capital, inflación, tipos de cambio y en especial, las crisis bancarias y financieras.

Su más conocido trabajo fue presentado conjuntamente con el economista en jefe del FMI, Kenneth Rogoff, en la convención anual de 2008 de la American Economic Association (AEA), "Is the 2007 U.S. Sub-Prime Financial Crisis So Different? An International Historical Comparison".3​ Se trata de una investigación basada en series estadísticas históricas de 14 crisis anteriores, entre ellas la Gran Depresión, que demostraron que la crisis económica recientemente desatada, seguía el mismo modelo de las crisis anteriores.

Carmen Reihart y Kenneth Rogoff consideraron que la crisis se extendería por lo menos hasta 2010, que la tasa de desempleo alcanzará el 11% en Estados Unidos antes de disminuir y, además, que la crisis inmobiliaria estadounidense —Crisis de las hipotecas subprime— tardaría al menos cinco años en revertirse

Reinhart y Rogoff han sostenido posteriormente que la deuda pública aumentó exageradamente debido principalmente a una disminución significativa del flujo de efectivo de impuestos y que los principales proyectos emprendidos por los gobiernos para combatir los efectos de la depresión no son suficientes para aliviar y reducir su gravedad.

En 2013, Thomas Herndon, un estudiante de doctorado de la Universidad de Massachusetts, con el apoyo de dos profesores de dicha universidad, Michael Ash y Robert Pollin, pusieron en evidencia que los cálculos de Carmen Reihaart y Kenneth Rogoffen en el estudio "Growth in a Time of Debt" (2010),5​ sobre la correlación inversa entre deuda y crecimiento, sobre el que se basan muchas políticas de austeridad, son erróneos.

Reinhart, manifestó en noviembre de 2013 que una quita de deuda es la forma más efectiva para que España salga de la crisis, hacer ajustes sin reestructurar la deuda sólo prolonga la agonía. Para Reinhart el mayor problema de la economía española en 2013 es la unión de las dos grandes deudas, la pública que limita la inversión estatal y la privada que ahoga el crédito bancario. Pero el principal es que el país acreedor —Alemania— tiene demasiado poder dentro de Europa y si aceptara la quita obligaría al Gobierno alemán a salvar su sistema bancario.9​

En el artículo publicado en diciembre de 2013 por el FMI, Financial and Sovereign Debt Crises: Some Lessons Learned and Those Forgotten, redactado por Reinhart junto a Kenneth S. Rogoff, se plantean medidas radicales para acabar con la crisis de la deuda: entre ellas condonación de la deuda externa, controles de capital, confiscación de depósitos —corralito—, creación de inflación y represión financiera, ya que las medidas aplicadas en la crisis del euro —austeridad económica, la tolerancia y el crecimiento económico— han sido ineficaces.10​

En el caso de España las cláusulas de acción colectiva corroborarían las medidas radicales de las que habla el FMI. Las cláusulas de acción colectiva son aplicables a todos los instrumentos de Deuda Pública del Reino de España emitidos por primera vez en una fecha posterior al 1 de enero de 2013 y con una vida residual de más de un año. Afectarían, por tanto, a todos los nuevos Bonos y Obligaciones del Estado y a todas las notas a medio plazo aunque no se aplicarán a las Letras del Tesoro

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

Incorrecto intentelo de nuevo
NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.letrasfinas.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.letrasfinas.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.