"Otra Fuenteovejuna", el alegato boliviano contra la violencia hacia la mujer

Una versión libre inspirada en el clásico de Lope de Vega y el ballet de Antonio Gades convierte a "Otra Fuenteovejuna" en un alegato contra la violencia hacia la mujer a través de la Compañía de Danzas Españolas A ComPás Bolivia, dirigida por el cubano Yadir Vázquez, que se presenta en La Paz.

09 septiembre 2019 |

Una versión libre inspirada en el clásico de Lope de Vega y el ballet de Antonio Gades convierte a "Otra Fuenteovejuna" en un alegato contra la violencia hacia la mujer a través de la Compañía de Danzas Españolas A ComPás Bolivia, dirigida por el cubano Yadir Vázquez, que se presenta en La Paz.

Vázquez ha querido celebrar los 15 años de la compañía que fundó en Bolivia con su propia versión de "Fuenteovejuna", una idea que empezó a madurar en 1999, cuando vio en vivo la puesta en escena "del maestro Antonio Gades" en Cuba, dijo a Efe este bailarín y coreógrafo afincado en suelo boliviano desde hace 16 años.

"Ahí me dije que si algún día podía hacer mis propios proyectos, entonces 'Fuenteovejuna' iba a ser uno de ellos", comentó Vázquez, para destacar que este 2019 se cumplen 25 años desde el estreno de la obra de Gades.

En la elección de la obra también influyó la temática abordada por Lope de Vega, la violencia contra la mujer que, a juicio de Vázquez, "es un flagelo que sigue presente desde hace muchos años".

"Y Lope de Vega lo plasmó hace más de 400 años en su obra y le dio un papel bien activo y bien revolucionario para su época a la mujer", resaltó el director de A ComPás.

Por ello, Vázquez consideró oportuno celebrar los 15 años de su compañía con "Otra Fuenteovejuna", a propósito del movimiento actual en contra de la violencia hacia la mujer.

El cubano decidió llamarla "Otra Fuenteovejuna" porque es una versión libre, pero además porque no se enmarca "ni en los tiempos de Lope ni en el 2019, es una obra atemporal que puede estar enmarcada en cualquier tiempo y en cualquier lugar del mundo".

El personaje principal es Laurencia, interpretada por la solista de la compañía, Paola Cabrera, cuya vida transcurre con normalidad en el pueblo hasta la llegada del gobernador, encarnado por el reconocido actor boliviano Fernando Arze.

"Este señor es un militar de carrera, religioso, triunfador en múltiples batallas", lo que inicialmente levanta una "cierta admiración por parte del pueblo", relató.

Sin embargo, a medida que avanza la obra el gobernador "demuestra que es un hombre abusador, un hombre violador, que no tiene escrúpulos para maltratar a una mujer, ni a un hombre tampoco", lo que hace que cambie la forma en que el pueblo le ve.

El clímax llega cuando el gobernador irrumpe en la boda de Laurencia y se la lleva para violarla, tras lo cual el pueblo se pregunta qué hacer ante "un hombre que tiene ejército".

"Entonces Laurencia incita a todo el pueblo de mujeres, porque los hombres en mi versión están escondidos, a alzarse en armas en contra del tirano, del dictador", indicó el coreógrafo.

Una de las principales diferencias entre la versión de Vázquez y la original y las diversas adaptaciones presentadas antes es que el gobernador es el único personaje masculino.

Además, en la obra de Lope de Vega la figura de poder es el "comendador", mientras que Vázquez optó por un término más contemporáneo como "gobernador".

El lenguaje también ha sido adaptado del castellano antiguo original, "manteniendo ciertos matices de eso a un lenguaje mucho más contemporáneo y entendible a estos tiempos", explicó Vázquez.

"Fuenteovejuna" data del Siglo de Oro español, de comienzos del XVII.

El carácter atemporal de "Otra Fuenteovejuna" también se refleja en el vestuario elegido y en la escenografía, que es "muy minimalista pero funcional al desarrollo de la dramaturgia dentro de la obra", agregó.

Junto a Arze, 17 bailarinas de A ComPás subirán a las tablas del Teatro Municipal de La Paz este sábado y domingo interpretando a personajes como Jacinta y Pascuala, que son amigas de Laurencia, además de su madre, la alcaldesa del pueblo.

Son tres generaciones las que estarán en escena, con edades desde los 13 hasta más de los 50 años, lo que según Vázquez "da una sensación mucho más realista de lo que es un pueblo".

Con ello refleja la frase de Gades de que "es un pueblo que baila, no son bailarines que imitan a un pueblo", que "ha tocado muy de cerca" al coreógrafo cubano.

La elección de la música supuso una investigación de Vázquez para hallar "determinados palos y ritmos del flamenco y de la danza española", que sean un complemento dramático que sustente cada escena y que no queden como un mero "adorno".

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

Incorrecto intentelo de nuevo
NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.letrasfinas.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.letrasfinas.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.