Educación Superior y los Estudios de Género”, un reto que debemos afrontar

En el marco de la Escuela internacional de Verano 2022 y conmemorando el Día Internacional de la Mujer, se presentó la mesa redonda titulada “Educación Superior y los Estudios de Género”, por el Instituto de la Mujer de la Universidad de Panamá, donde Participaron como expositoras: la doctora Aracelly De León; directora del IMUP, la doctora Kemy Oyarzún; Académica y Coordinadora del magíster en Estudios de Género y Cultura de la Un

10 marzo 2022 |

La doctora Kemy  Oyarzún; Académica y Coordinadora del  magíster en Estudios de Género y Cultura de la Universidad de Chile, señala que antes se había trabajado en un proyecto denominado Equality, dónde estuvieron involucradas 18 universidades latinoamericanas, la Universidad de Chile, la Universidad de Rosario y Costa Rica entre otras estuvimos 3 años de intensa y muy productiva labor para coordinar nuestros esfuerzos  que tiene por supuesto por lo menos tres dimensiones.

En la actualidad la  Universidad de Chile  trabaja en  el primer doctorado en “Estudios de Género” será un doctorado multidisciplinario, ya que incluirá a las Facultades de Ingeniería, Medicina, Derecho, Humanidades entre otras.

Y sin entrar en contradicciones, señala la doctora Oyarzún, sino en articulación porque el cuerpo mío tiene que ver con tejido y articulación, desmontaron los binarismos falsos: mujer versus hombre, mujeres versus mujeres, campesinas versus mujeres del trabajo industrial, en fin es una de las grandes contradicciones, se pensaba que la equidad era el concepto clave para abrir la segregación y la discriminación de género.

La gran palabra era equidad y luego se empezó a cuestionar equidad y equivalencia,  cuál es el debate entre equidad y equivale,  muchas de las feministas decían la equidad es importante, pero no signa un nuevo modo de civilizarse y para nosotras y nosotros era extremadamente importante que nuestro proyecto no se ajustará solamente al momento de la transición a la democracia que es importante evidentemente, pero que estábamos a la post dictadura un movimiento feminista diverso, pero también dividido, explicó la doctora Oyarzún.

Por su parte, la doctora Roxana Pey dijo que la educación y los estudios de género en las universidades abre un terreno, abre un campo, una acción y una reflexión que nos permite llegar al día de hoy.

Estamos en un momento de avance, pero también de retroceso  nuestras luchas por la igualdad de los derechos y donde  la educación superior tiene un rol relevante muy relevante, señaló la doctora  Pey.

Lo que nos interesa aquí no es con girar en banda con declaraciones o buenas intenciones, necesitamos pasar de  ideas a  realidades, necesitamos que los feminismos no sean de elite, necesitamos que los feminismos logren avanzar en una sociedad que sea inclusiva y  que estos avances alcancen a todas las mujeres.

Que los avances que alcancen  a las mujeres de la educación superior al interior de nuestras instituciones, pero la sociedad en su conjunto, a las mujeres que están en el campo que están en el trabajo rural, en espacios rurales, mujeres que están trabajos precarizadas también y que tienen ahora en pandemia una carga  adicional en todo el mundo.

Hablando del espacio universitario dónde se alojan los estudios de género, quiero ver el presente, ya que muchas veces estos estudios quedan enclaustrados en unidades, centros, departamentos  y con eso se queda la institución tranquila de que allí está cumpliendo con ese paso, pero es insuficiente.

Estamos en un momento en que los estudios de géneros deben permear a toda  la institución, así como esperamos que la igualdad permee a toda la sociedad, esperamos que dentro de nuestras instituciones de educación superior permee a todos los espacios  de la comunidad académica.

La doctora Aracelly De León en su intervención hizo un recuento historia y señalo que el proceso de estudio de género en las universidades  se inició en la década de laso 70 y es allí donde se masifica la matrícula universitaria en el mundo.

En los 80 y 90 la convicción para los gobiernos y organismos internacionales  de la centralidad de la importancia en los estudios de género en el desarrollo cultural  y económico creo condiciones para la formación de nuevos centros e institutos en universidades.

Los estudios de género en la Universidad de son recientes, en los 80 un grupo feministas inició estos estudios en la Facultad de Humanidades y Administración Pública, después de la IV conferencia de la ONU sobre la mujer en Beijing se concreta la iniciativa de crear el Instituto de la Mujer de la Universidad de Panamá.

El Imup  tiene muchas tareas pendientes, sobre todo la transversalización de los estudios de género en el pénsum académico, algo que no hemos logrado y es un reto que debemos afrontar, dijo la doctora De León.

TE INTERESA