Barrantes: Ante la violencia contra la mujer, el Estado no puede seguir mirando para otro lado

La socióloga y docente habló sobre la situación de las mujeres frente a la violencia y las fallas del Estado en garantizar protección

25 noviembre 2022 |

Organizarse para presionar a las instituciones del Estado en el cumplimiento de su deber sobre la protección de las mujeres, es una tarea prioritaria para la sociedad panameña, señaló Briseida Barrantes, socióloga y docente universitaria.La académica habló este viernes en “Portada” de La Estrella de Panamá sobre la situación de las mujeres, con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer que se conmemoró ayer 25 de noviembre.“El Estado no debe seguir mirando para otro lado, debe dar los recursos pertinentes para la atención de la víctimas de todas las formas de violencia y de feminicidio, que es la forma más extrema”, indicó Barrantes, presidenta del Colegio de Sociología y Ciencias Sociales de Panamá.


La docente señaló que a pesar de que hay normas como la Ley 87 de prevención de violencia contra la mujer, así como elementos del Código Penal e instrumentos internacionales suscritos por Panamá, no se han aplicado de manera efectiva. Por el contrario, se ha registrado un aumento de la violencia de género, y no incluye solamente las agresiones físicas.“Hay violencia simbólica que está atravesada por todos los patrones socioculturales, a veces ni nos damos cuenta que somos víctimas de violencia. Hay violencia que proviene del propio Estado (...) el silencio del Estado es una forma de violencia cuando no hay protección a las personas”, dijo Barrantes, quien destacó que en el caso de las mujeres pobres, indígenas o afrodescendientes, la situación de violencia puede ser más crítica.Sobre la violencia doméstica, la docente destacó que durante la pandemia hubo un aumento de denuncias de este tipo. Un drama que vivieron cientos de mujeres durante la crisis sanitaria, al verse obligadas a convivir encerradas permanentemente con sus abusadores tras la imposición de las medidas de cuarentena.

En contextos como ese, Barrantes destacó que la mujer no es la única que sufre, sino también la familia y el entorno de la víctima. Lo que amplía el círculo de abusos y hace de esta situación un problema de toda la sociedad. Frente a eso, llama a la ciudadanía a organizarse para denunciar tanto los crímenes de los abusadores como las carencias del Estado ante esta situación.En cuanto al sistema de justicia, Barrantes señaló que este aún presenta problemas para atender los casos de violencia de género, que muchas veces terminan revictimizando a las denunciantes.“El Estado tiene que contar con personal idóneo y capacitado (...) no puede ser que un juez de paz le pida a una mujer que perdone al esposo cuando va a poner una denuncia (de violencia). En este país hay casos de mujeres que han muerto con la boleta de protección en la mano”, dijo.

TE INTERESA