Panamá ovacionó anuncio de Uruguay sobre la eliminación de la violencia y el acoso en el mundo del trabajo

La II Conferencia de Mujeres de la Confederación Sindical de Trabajadores/as de las Américas (CSA) recibió ayer con júbilo la noticia de que el gobierno uruguayo remitió al Parlamento un proyecto de ley para ratificar el Convenio Nº 190 de la OIT sobre la eliminación de la violencia y el acoso en el mundo del trabajo, y convertirse de esta forma en el primer país en el mundo en aprobarlo.

03 octubre 2019 |

El anuncio fue realizado por la presidenta del Comité Continental de Mujeres Trabajadoras de la CSA, Elogia Familia, acompañada por la presidenta de la Secretaría de Género, Equidad y Diversidad de AEBU y del PIT-CNT, Milagro Pau, en el marco de la segunda jornada del encuentro regional que tuvo lugar en Panamá entre el 27 y 29 de setiembre.

«Compañeras, las circunstancias de esta conferencia no pueden ser mejores sobre lo que les vamos a informar […] Resulta que tenemos la información a través del Facebook, de un boletín electrónico, que el Gobierno de Uruguay ha decidido ratificar el Convenio 190 de la OIT», dijo Familia desatando la ovación de las participantes.

El Poder Ejecutivo solicitó a la Asamblea General la ratificación del Convenio Internacional del Trabajo sobre la violencia y el acoso (Nº 190) y la Recomendación Internacional del Trabajo sobre la violencia y el acoso (Nº 206), adoptados por la 108ª reunión de la Conferencia Internacional del Trabajo celebrada en Ginebra este año. Uruguay busca ser el primer país en ratificar la iniciativa promovida por la OIT

El Poder Ejecutivo solicitó a la Asamblea General la ratificación del Convenio Internacional del Trabajo sobre la violencia y el acoso (Nº 190) y la Recomendación Internacional del Trabajo sobre la violencia y el acoso (Nº 206), adoptados por la 108ª reunión de la Conferencia Internacional del Trabajo celebrada en Ginebra este año.

El Convenio 190 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) reconoce el derecho de todas las personas a participar en ámbitos de trabajo libres de violencia y acoso, en particular, de aquella violencia basada en el género.

La semana pasada, los ministerios de Trabajo y de Desarrollo Social adhirieron al Convenio 190 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), mediante la firma de un compromiso por parte de los titulares de ambas carteras, Ernesto Murro y Marina Arismendi.

También participaron la directora general de Secretaría del Ministerio de Trabajo, Ana Santestevan, la coordinadora residente de Naciones Unidas en Uruguay, Mireia Villar Forner, y la representante de ONU Mujeres en Uruguay, Magdalena Furtado.

Murro explicó que ambas secretarías de Estado aspiran a que Uruguay sea uno de los primeros países del mundo en ratificar el texto promovido por la OIT.

«Este convenio no es un antojo para quedar bien, atiende uno de los graves problemas que tienen hoy la humanidad y el Uruguay», precisó. Asimismo, detalló que, desde su aprobación en Ginebra en la última Conferencia de la OIT, hace tres meses, el convenio fue analizado con organizaciones sindicales y empresariales. Al respecto, señaló que se alcanzó un acuerdo con los trabajadores, pero, lamentó, no sucedió lo mismo con el sector empresarial.

Convenio de OIT

El Convenio 190 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) reconoce el derecho de todas las personas a participar en ámbitos de trabajo libres de violencia y acoso, en particular, de aquella violencia basada en el género.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

Incorrecto intentelo de nuevo
NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.letrasfinas.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.letrasfinas.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.