IMUP emite comunicado por los resientes actos de violencia hacia la mujer panameña

Es el propósito del Instituto de la Mujer de la Universidad de Panamá, contribuir a la lucha por la construcción de una mejor sociedad en la que la mujer sea respetada como un ser social integral y no como objeto vulnerable a las agresiones, al demérito y a la infravaloración; por ello trabaja sostenida e incansablemente en la educación para la prevención de la violencia contra la mujer.

24 diciembre 2017 |

COMUNICADO IMUP – 04 - 17

Es el propósito del Instituto de la Mujer de la Universidad de Panamá, contribuir a la lucha por la construcción de una mejor sociedad en la que la mujer sea respetada como un ser social integral y no como objeto vulnerable a las agresiones, al demérito y a la infravaloración; por ello trabaja sostenida e incansablemente en la educación para la prevención de la violencia contra la mujer.

Luego de conocer los recientes crímenes perpetrados en contra de dos personas inocentes: la Profesora Violeta Itzel Beech Davis, en la ciudad de Panamá, el día 17 de diciembre de 2017, y de la niña Cristiani Grand Batista, en la comunidad de La Pesa en Chorrera, el día 18 de diciembre de 2017, el IMUP se conmueve y se une a la repulsa colectiva y señala la necesidad de que:

1. Se reconozca la violencia contra la mujer como un problema que requiere ser abordado, por las autoridades, con urgencia notoria a fin de que se materialicen todos los proyectos gubernamentales y no gubernamentales emanados de los acuerdos suscritos internacionalmente, en programas plausibles para que alcancen prontamente a las poblaciones más vulnerables.

2. Sea contundente la aplicación de las penas por este tipo de delito para que haya certeza del castigo, y justicia real para las víctimas.

3. Se revise el discurso contra la violencia, a fin de que éste convenza y cree conciencia.
4. No se refuerce la tolerancia hacia la violencia contra la mujer y las niñas en los programas de televisión, ni en ningún acto público o privado, y se sancione adecuada y ejemplarmente a quienes los proyecten, los permitan, los difundan y/o impulsen.

5. El proceso de capacitación sea masivo y constante: se inicie en los primeros años de estudios y continúe a través de toda la vida, incluso que se elaboren programas para los funcionarios y autoridades que dirigen el gobierno para promover cambios de conducta y actitud y se pueda trabajar en un plano de colaboración y entendimiento y no solamente de velada aceptación.

6. Los esfuerzos no se diluyan por falta de personal idóneo o de instrumentos necesarios. La oferta de Diplomados, Seminarios, Cursos y Maestrías especializados debe considerarse prioritaria y básica pues los egresados serán el personal que se ocupará de la educación contra la violencia de género.

Profa. Delsa Pérez de Saavedra Directora del Instituto de la Mujer U.P.

Dado en la ciudad Universitaria Octavio Méndez Pereira a los veinte días del mes de diciembre de dos mil diecisiete.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

Incorrecto intentelo de nuevo
NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.letrasfinas.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.letrasfinas.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.