Las mujeres afrodescendientes son mal remuneradas

Las mujeres afrodescendientes son las que realizan los trabajos más difíciles y peor pagos, con relación a las de otros grupos raciales. También son objeto de la mayor violencia: de género, sexual e institucional, aseguraron especialistas.

06 diciembre 2017 |

"Las afrodescendientes tenemos que escalar desde lo más bajo"

En el caso de Brasil, donde la mitad de la población es negra, esta realidad es aún más extrema. Las mujeres brasileñas encabezan las peores estadísticas, siendo este uno de los países más letales para las féminas en el mundo.

Por ejemplo, en 2016, cada dos horas una mujer fue asesinada por violencia de género, de acuerdo al Anuario Brasileño de Seguridad Pública. En números absolutos, 4.657 mujeres perdieron la vida, sin embargo, apenas 533 casos fueron clasificados como feminicidios.

Y las mujeres afrodescendientes son las que más lo sufren. Durante el reciente Encuentro Feminista de América Latina y el Caribe (EFLAC) que tuvo lugar en Uruguay Giovanna De León, coordinadora y abogada uruguaya, integrante de la Red de mujeres afrodescendientes, latinoamericanas, y de la diáspora explicó la importancia que los movimientos feministas incorporen la cuestión de la raza a su lucha.

"Todos los blancos están en una situación de privilegio y nosotras tenemos que escalar desde lo más bajo para tratar de llegar a estar equitativamente con ellos. Esa es nuestra lucha", explicó De León.

La mayoría de las veces, las afrodescendientes terminan realizando las tareas domésticas y de cuidados de muchas mujeres de otras características raciales.

La autonomía económica es fundamental porque generalmente estas mujeres están en la escala de salarios más bajos debido a que no pueden terminar los estudios y tienen que salir al mercado laboral sin un título. Incluso las que logran obtener uno, luego deben enfrentar la disparidad salarial con respecto a los hombres", aseguró la especialista.

Uno de los temas fundamentales que planteó la abogada es el de la vivienda debido a que las mujeres afrodescendientes presentan más dificultades para acceder a este tipo de bienes.

"Nos cuesta mucho acceder a una vivienda, nosotras en particular tratamos de capacitar a las mujeres para que ellas se informen y sepan que hay cooperativas de viviendas que pueden acceder y todo lo que tienen que lograr, información que algunas desconocen", comentó.

Respecto al resto de los países, si bien Brasil acumula peores cifras, también es el que ha implementado las mejores políticas para promover la equidad racial, aunque con el cambio de Gobierno del último año muchas conquistas se están perdiendo.

"Brasil, por el gran número de personas que tiene y de afrodescendientes, es un referente muy importante para nosotros y ellos han tenido acciones muy positivas a nivel educativo, incluso llegaron a tener un ministerio que atendía estas temáticas, aunque en los últimos tiempos han retrocedido, América Latina ha tenido un retroceso en este sentido", aseguró.

Por su parte, Adela Panezo, directora ejecutiva de la organización Centro Familiar Afro Santeño de Panamá, dijo que es importante que las mujeres también asuman el combate al racismo.

"Hasta que no se ataque la raíz del racismo no se podrán resolver los problemas que tenemos como mujeres afrodescendientes", declaró.

Pero para llevar adelante cambios duraderos, es importante que las mujeres ocupen más espacios de poder, y así puedan incorporar estos temas en las agendas públicas.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

Incorrecto intentelo de nuevo
NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.letrasfinas.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.letrasfinas.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.