Primero ámate tú

Primero ámate tú

Muchas veces interpretamos los mandamientos cristianos como pesados generándose un cierto desgano o rechazo, quizás por la forma en que se han vinculado a pecados, culpas e infiernos. Pero si los analizamos bien, en realidad son consejos de vida porque tienen la finalidad de enseñarnos a vivir una vida tranquila, en armonía, más sosegada y en paz.

ÚLTIMAS COLUMNAS

ARCHIVOS

TAGS