Literatura y Espiritualidad.

21 abril 2019

Literatura y Espiritualidad.

La Espiritualidad es la coherencia trascendente en todas las relaciones de la persona con el mundo, es tener una visión fundamentalmente optimista y positiva sobre la existencia, el orden divino del Universo y el papel que los seres humanos en él desempeñamos.

A Dios le sentimos plenamente cuando tenemos una vida espiritual, todo lo hermoso de la vida se siente y Dios debe ser lo principal (Éxodo 33, 14-15).

 

Ten en cuenta que la espiritualidad no es religiosidad. Las religiones contienen creencias dogmáticas y teológicas aceptadas por sus integrantes y rituales expresados públicamente.  La espiritualidad es más personal, más abstracta y más privada, es sentir la capacidad de diferenciar el mundo espiritual del mundo físico y sintonizarse plenamente con los elementos espirituales que están presentes en todo el Universo, en cada creatura y  en cada cosa que lo conforman. La espiritualidad no requiere encontrarse en una iglesia en particular o creyendo de una cierta manera.

 

Para algunas religiones, el encuentro con Dios se produce en el más allá (cielo-gloria etc), sin embargo, las corrientes espirituales antiguas nos dicen que la transformación espiritual se produce aquí y que cuando fallecemos solo recogemos la cosecha de lo que hemos sembrado, pero, tanto la siembra como la cosecha debe producirse aquí y no en el más allá.  En el capítulo 25 de Mateo Jesús habla de las lámparas llenas de las vírgenes listas y las lámparas vacías de las vírgenes necias.  Ese aceite representa el crecimiento de nuestra alma y por eso debemos llenar esas lámparas (alimentándolas con aceite) aquí en nuestra vida terrena.  Otras personas, no llenan sus lámparas, pero, es una responsabilidad de cada uno ya que no es transferible el desarrollo espiritual de una persona a otra persona, por lo que, las vírgenes listas no pueden pasar aceite a las vírgenes necias, tal como se percibe en la metáfora.  Esas lámparas se llenan por las experiencias y vivencias que aquí desarrollamos debido a que esas experiencias tienen la cualidad vibracional propia del alma nuestra que se sintoniza con la vibración del Alma Universal (como el amor, la compasión, compartir, solidaridad, colaboración, etc). 

 

La literatura espiritual lleva reflexiones sobre enigmas de la vida humana.  En este artículo, nos hemos centrado en la literatura con mensaje espiritual que aporta ese valor agregado y que expone la supremacía del espíritu sobre la materia.

 

Se han preguntado ¿De dónde le viene la inspiración a los autores de literaturas que tienen un componente trascendente?  Dicen las corrientes espirituales ancestrales que viene del Ser Divino que nos interpela, llega como una reflexión o una revelación que hace posible que por su intermedio podamos colocar una joya sobre la mesa.  Las corrientes espirituales ancestrales dicen que esa inspiración llega desde el Alma Universal que está disponible para quien le busca y que le permite ver, entender y vivir la vida desde el segundo piso del edificio de la mente, desde  lo que somos, o sea desde la mente superior o mente abstracta, lográndose en nosotros capacidades innatas espirituales que latentemente todos/as poseemos.  

 

En la alquimia de la vida hay obstáculos y ¿por qué los hay? Porque son muy útiles en impulsar el crecimiento espiritual y la sabiduría ancestral las ha identificado como las famosas “noches oscuras” de las que nos habló San Juan de la Cruz cuando él nos explicaba que las noches oscuras son vivencias o experiencias que a nuestra percepción nos parecen negativas, pero  que nosotros mismos/as traemos a nuestras vidas, como factores de impulso que nos llevan a recordar que somos un ser divino en un cuerpo humano.

 

Un elemento importante en la vida es la trasformación evolutiva que nos pasa en algún momento de nuestras vidas, es el nacer de nuevo al que se refirió Jesús cuando conversó una noche con Nicodemo.  En la literatura espiritual, se habla de transformación a través de una obra literaria de envergadura o simplemente cuando compartimos a diario coloquialmente, pero, un resultado si es el mismo, la transformación más completa y genuina no se da en quien lo recibe, si no en quien lo transmite, lo cual conlleva la necesidad de ser creativos y compartir. 

 

El uso corriente de la mente concreta o mente inferior y lo escaso que usamos la mente abstracta o mente superior es lo que nos hace percibir erróneamente que en la vida existe la dualidad, pero, no es así.  La dualidad no existe porque son extremos del mismo concepto. Lo que pasa es que para lograr la expansión de consciencia muchas veces se requieren obstáculos, contradicciones, conflictos y retos que actúan como motores de impulso.  La mente concreta o inferior  todo lo categoriza en polaridad, porque la mente concreta o mente inferior, que es la que más utilizamos,  crea la ficción de la polaridad porque realmente la polaridad no existe.  Ejemplo, el frio y calor no son cosas distintas de la temperatura  y por lo tanto son parte del mismo fenómeno,  lo que consideramos elementos polares u opuestos realmente no lo son.  Encima que al polarizar, resaltamos lo negativo y lo positivo lo relegamos, por ejemplo,  en la salud y la enfermedad que forman parte de la vida, la enfermedad aparece por algo, pero, nos cuesta reflexionar sobre el hecho de que estás sano/a cuando lo estás. Cuando aparece una enfermedad le dedicas toda tu atención, por eso, las experiencias negativas son las que nos impulsan. Porque vivimos usualmente usando la mente concreta o inferior y la mente concreta lo positivo lo olvida y se centra en lo negativo.  Sin embargo, para crecer tenemos que recibir tanto lo positivo como lo negativo, ya que ambos contribuyen a nuestro crecimiento espiritual.

 

Cuando en la escritura se aborda lo trascendente tanto quien escribe como quien lee necesita usar la mente abstracta, porque le compete a la mente abstracta comprender, ver, entender y vivir la vida expandiéndose cada ve más la mente abstracta, para ambos.

 

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.letrasfinas.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.letrasfinas.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.

ÚLTIMAS COLUMNAS

ARCHIVOS

TAGS