Obtén salud evitando que enferme tu alma: no te preocupes

08 marzo 2018

Obtén salud evitando que enferme tu alma: no te preocupes

La sabiduría ancestral nos enseña que para preservar la salud del cuerpo debemos impedir que enferme nuestra alma y aquí te voy a compartir cómo hacerlo.

Primero, no te preocupes, porque hacerlo enferma tu alma.  Muchas veces andamos preocupándonos por cosas que creemos que van a suceder y no suceden, estadísticamente, de cada 100 cosas que nos preocupan 92 nunca suceden.

 

Comprende que las dificultades forman parte de la vida y que nadie vive sin ellas. Pero los problemas puedes resolverlos tú, porque la Fuente Divina así lo dispuso y te ha dotado de las capacidades para ello. Aunque parezca extraño, en la vida no tenemos problemas que no podamos resolver, porque éstos no son más grandes que las fuerzas internas que todos poseemos. Eso sí,  tienes que ser fuerte, disciplinada/o, persistente y no darte por vencida/o. Por muy difícil que estén las cosas, siempre hay soluciones y hay que tener la actitud de encontrarlas.

 

Es necesario atender las situaciones, evitando que la impaciencia y desesperación nos controlen hasta el punto sufrir sin necesidad, porque si se enferma tu alma, se enferma tu cuerpo. Te indico cómo ocuparte (no preocuparte) por los problemas:

 

1. Comprende que hay que esperar el curso de las cosas. No podemos dar por hecho lo que todavía no ha sucedido. Muchas cosas que lógicamente deben suceder no suceden. Analiza lo que pasa y prepárate para responder, pero no dejes que esa situación te cause daño.

 

2. Planea como lo vas a solucionar, con estrategias frente a ese problema. Si solo no se va a resolver, es necesaria tu intervención.  Para ello, con inteligencia y teniendo claro los recursos, gestiona su solución.

 

3. Ten paciencia, no todo sucede a nuestro ritmo y en nuestros tiempos, entiende que todo tiene su momento y lugar.

 

4. Confía en Dios. Quien es creyente sabe que existe alguna solución y hay que buscarla con interés o simplemente cerciorarte como la misteriosa actuación divina te da una oportunidad que no habías considerado.

 

5. Nunca te apegues emocionalmente demasiado a tus problemas. Existe una diferencia entre prestar atención a un problema y preocuparse por él. "Preocuparse" es que el problema te consume y "prestar atención al problema" es buscar soluciones. La alegría está presente en las personas cuando no piensa en sus dificultades.

 

6. Toma las cosas en perspectiva y contexto. Resulta que 99 cosas salen bien y una mal y esa que sale mal ¿la sobrevaloras? y las buenas ¿las opacas? Por favor ¡es al revés!  Analiza el contexto o sea no pierdas el bosque por ver un árbol. Nuestra apreciación tiene que ser lo más completa posible (como una cámara fotográfica panorámica).  No podemos dejarnos nublar por una parte, ya que hay que ubicar la situación entre todas las excelentes cosas que también te pasan.

 

7. La persona optimista persevera, tiene capacidad de aguante, no se desanima con el primer fracaso, sino, que sigue intentando, hasta que alcanza el objetivo que se ha propuesto.  Al optimista los fracasos no le desaniman si no que lo catapultan con una continua e incluso más decidida actuación para enfrentarse a los problemas.  Una persona sin optimismo ve los problemas más grandes de lo que realmente son y una optimista cree en sus capacidades divinas y las pone en función de lo que quiere lograr, aunque parezca imposible. Los expertos concluyen que un estado mental de optimismo es clave para lidiar con la adversidad en la vida. Recuerda, los problemas son temporales, si piensas que son permanentes te genera angustia. Nuestros comportamientos no pueden ser igual que los que no creen, se nos tiene que notar que somos hija/o de Dios.

 

Aunque algunas situaciones sean incomprensibles, hay que aceptarlas con serenidad, porque alguna bendición, está presente y pronto la podremos disfrutar.

 

Lo que importa es el esfuerzo que hagas y no el logro en sí mismo ya que el resultado está en manos Divinas. Pero, si hacemos nuestro mejor esfuerzo, entonces podemos vivir con un permanente sentimiento de satisfacción.  Si estas oprimida/o, cansada/o, frustrada/o por lo que estás viviendo, afróntalo con la Fuente Divina, tratando de comprender la utilidad de esa situación y aprovechándola para ser mejor.

Cuando más se ama y se sirve más grande son las pruebas.  Si estas escondida/o debajo de la cama no tendrás pruebas ni dificultades, pero, no serás feliz.   Quien vive muchas pruebas tiene que estar feliz, porque ese es un signo  de que está actuando como la Divinidad lo ha dispuesto.  Entonces, no tengas miedo de esas situaciones que estrechan tu relación con la Fuente Divina donde encuentras las fuerzas y el poder que se requiere para que puedas vencer esas dificultades.

"Yo hago nueva todas las cosas" ¿qué nos dice aquí la Divinidad? Que tenemos que creer que renovará nuestra vida, aunque pasemos por momentos en los que sentimos que ya todo está  perdido, siempre habrá una salida para aquellos que creemos en el poder divino.  La situación no determina la respuesta que daremos ya que esa respuesta depende de nuestra actitud para enfrentar los problemas, cada uno decide con que actitud vive su vida y ten en cuenta que la vida es 10% situaciones y 90% actitudes ante dichas situaciones. Puedes estar confrontando la situación más complicada, pero la libertad de como la vas a enfrentar es algo que solo tú decides.

La paz divina guardará nuestra alma y nuestro ser, actuando como un guardián que nos protege, entre muchas cosas, contra las preocupaciones.

 

 

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.letrasfinas.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.letrasfinas.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.

ÚLTIMAS COLUMNAS

ARCHIVOS

TAGS