Tus Dones y Talentos

20 noviembre 2017

Tus Dones y Talentos

Cada persona nace con un “kit” que contiene sus dones y talentos. Son habilidades innatas que te permiten desenvolverte con soltura, sin esfuerzo, sin estrés, que haces bien en forma natural.

Son esas actividades que te gustan a tal grado que le puedes dedicar muchísimas horas y ni siquiera sientes el tiempo transcurrir y estás haciéndolo con mucho gozo y disfrute. 

 

Iniciemos por separarlos porque son diferentes.  Los talentos son humanos y se transmiten en los genes, son hereditarios de tus progenitores o familia, por ejemplo, la música, el arte, las matemáticas, los deportes, la ciencia, la comunicación, el amor a los animales, el dibujo y profesiones concretas como coser, tejer, ebanistería, cerámica, jardinearía, escribir.  Los talentos se pueden desarrollar y fortalecer.

 

Los dones son sobrenaturales o sea son divinos (es una gracia que viene de la Fuente Divina) es un carisma que has recibido de esa forma.  Por ejemplo,  sabiduría para hacer o para decir algo asertivamente, conocimiento revelado, Fe, sanidad, los milagros, la profecía, el discernimiento, el servicio, la compasión, el autocontrol, la paciencia, el valor, la bondad, el humor, optimismo, el saber escuchar.

 

Desarrollar la espiritualidad es conocerse a uno misma/o. El aforismo griego “conócete a ti mismo(a)” que colocaron en el Pronaos del Templo de Apolo en Delfos los siete sabios de Grecia, mil años antes del nacimiento de Jesucristo y que otras fuentes le atribuyen a una poetisa mítica griega llamada Femonoe, tiene ese sentido.

Cuando Jesús dijo una noche a Nicodemo “hay que nacer de nuevo” se refería a la necesidad de conocerse uno mismo/a, a descubrir con compromiso cuáles son tus dones y talentos para ponerlos al servicio de la comunidad porque son para el bien común, es la sabiduría innata que forma parte de tu esencia divina.  La “chispa” divina que tienes se une a la Energía Divina del Universo y se hace unidad.  La percepción de del Ser Supremo Divino fuera de nosotros/as es lo que causa angustia y desasosiego, pero no es así, cambia tu percepción, somos parte unida a la divinidad. Recuerda la parábola de la vid y los sarmientos, así como, la frase divina de que lo que está unido no lo separe el ser humano, se refiere a todo, no a algo en particular, vivimos en la unidad.

 

Hay quienes tienen claro sus dones y talentos desde siempre, como quien nace con un GPS, otros lo descubren mucho más tarde.  A veces, no vemos en nuestra persona lo que los demás nos ven, por eso, debes preguntar a tus amistades o familiares que dones y talentos ven en ti.

 

Se congruente contigo, desarrolla lo que estás llamada/o a hacer,  no te limites, vive la alineada contigo, hazle caso a tu corazón. Tus valores serán tus cimientos y vivir en integridad con ellos, es vivir en propósito.  Reconecta con aquello que te hacen única/o y peculiar, cuando le encuentres, sentirás la satisfacción de vivir en propósito.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.letrasfinas.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.letrasfinas.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.

ÚLTIMAS COLUMNAS

ARCHIVOS

TAGS